Rebaling de tarjeta grafica de portatil

Publicado el

Actualmente hay una avería de portátil que por su coste y complejidad merece ser conocida por el usuario. Se trata de los problemas asociados a fallos con la tarjeta gráfica.
Este artículo tiene intención de dar a conocer una técnica de reparación conocida como reballing.
No profundizaremos a nivel técnico, pero si explicaremos por que aparece, cuales son los síntomas, método de reparación con fotos y algunos consejos para que no aparezca.
Es un artículo más largo de lo habitual, pero se pretende acercar al usuario el tema sin utilizar demasiados tecnicismos.

El origen del problema

Podemos decir que el motivo es el intento de convertir a los portátiles en equipos equiparables a sus hermanos mayores, los ordenadores de sobremesa.
Si nos fijamos en una torre vemos que las tarjetas gráficas necesarias para poder usar juegos y programas 3D son grandes, con enormes ventiladores
Conseguir eso mismo en un portátil es una utopía puesto que normalmente tienen un ventilador pequeño de 6 o 6 cm de diámetro, que tiene que expulsar el calor generado por todos los elementos.
A ese problema genérico se le añade un problema específico que afecto a distintas versiones de gráficas de los fabricantes Nvidia y ATI. La soldadura del chip gráfico era de baja calidad y numerosos fabricantes se vieron afectados, incluidos HP, Apple, Acer, Sony….
En ocasiones un uso inapropiado, como poner el portátil sobre la cama o una superficie mullida o en una mesa de cristal hace que se disipe peor el calor.
Así mismo sería recomendable desmontar el portátil y limpiarlo cada 12/18 meses especialmente si en los test de temperatura notamos un calor excesivo, o los ventiladores hacen mucho más ruido del normal

Los síntomas del problema

Los síntomas suelen ser, por orden de gravedad de menos a más, los siguientes:

Reinicios esporádicos del sistema (con pantallazos azules en Windows)

Rayas en pantalla, tanto en el LCD del portátil e incluso usando un monitor externo

Equipo que aparentemente enciende con normalidad pero no da señal de vídeo. Se encienden los leds o luces, se activa el ventilador y la grabadora pero no llega a encenderse la pantalla. Tampoco arranca aparentemente el sistema operativo (no escuchamos el sonido de inicio)

Lógicamente estos síntomas pueden venir en este orden, o ir todo con normalidad y de pronto ocurrirnos el punto 3.
Si además de esos síntomas, notamos que el portátil se calienta en exceso, tenemos muchos puntos para poder decir que hay problema con la gráfica, aunque solo una inspección interna lo puede confirmar

Además hay que tener en cuenta que usar un equipo que se calienta en exceso, implica que el resto de componentes internos están sufriendo la misma temperatura, y tenderán a fallar o romperse antes

Reballing, o la solución para reparar la tarjeta gráfica de nuestro portátil

Aunque el nombre técnico seria rework, casi todos los profesionales llamamos reballing al proceso de reparar la gráfica realizando una nueva soldadura de esta a la gráfica.
Lo habitual es que se realice en portátiles que llevan la gráfica independiente. Hasta hace unos esto significaba que la placa base tenía una ranura o slot, como las memorias, donde se insertaba la gráfica. En general es más fácil hacer reballing a este tipo de configuración.
Actualmente casi todos los equipos con grafica independiente, la llevan soldada en la placa base, con el trabajo que esto implica.

El proceso al detalle

Una vez diagnosticado, básicamente se reduce a 4 pasos

  1. Desmontar
  2. Desoldar
  3. Soldar
  4. Montar

Profundizare un poco más en algo que tiene una labor técnica que requiere precisión, habilidad y muchos conocimientos.

1/ Desmontar la placa base. Antes de nada hay que sacar la placa base del portátil.

2/ Desoldar el chip gráfico. Probablemente la operación más delicada. Si no se tiene la experiencia necesaria corremos el riesgo de dañar la placa, al necesitar una elevada temperatura, pero con gran precisión para lograr nuestro objetivo.

3/ Limpiar el chip gráfico. Hay que eliminar todos los restos tanto del chip como de la placa base. Son cientos de contactos realizados con bolitas de menos de 1 milímetro. Hay que eliminarlo todo.

4/ Colocar bolitas nuevas  El único paso que tiene truco, puesto que no se colocan las bolas una a una, sino que se utilizan unas plantillas que nos permiten depositar las bolas, que cada una se situé en un sitio y quitar el resto. El diámetro de las bolitas hace que parezca arena de la playa.

5/ Revisar el trabajo. Para esto utilizamos un microscopio conectado al ordenador. Hay que verificar que las bolitas estén en su sitio y que no se hayan unidos entre ellas. En ese caso hay que separarlas.

6/ Volver a soldar el chip. Volvemos a usar la máquina de infrarrojos para soldar de nuevo el chip. El láser nos permite calibrarlo correctamente. Necesitamos controlar la temperatura con una sonda y llevar un seguimiento con el ordenador en tiempo real.

6/ Resultado final. Se ha conseguido recuperar el portátil, que en ese caso tuvo un mérito especial porque los HP de la serie DV (dv2000, dv9000, dv5…) están bastante mal diseñados y tenemos menos posibilidades de recuperarlos que al resto.

6/ Y queda bastante más. Después de terminar el trabajo hay que someterlo a test de stress y de rendimiento para asegurarnos que todo ha ido bien y poder garantizar el trabajo al cliente

Algunos consejosantes de comprar el portátil

Nosotros aconsejamos no usar el ordenador portátil con juegos de última generación o para tareas gráficas complejas (AutoCAD, edición de vídeo…) siendo recomendable para estos trabajos un ordenador de sobremesa
Si no tienes más remedio o has desechado para siempre tener un ordenador de sobremesa, hazte a la idea que deberás cambiar de equipo cada 2/3 años por el uso intenso que le darás.
Piensa en el como en un coche, que te dura X años o X kilómetros
Una opción es comprarlo con una gráfica Intel, que nos ofrece el mismo pico de prestaciones, pero tampoco se ven afectadas del mismo modo.
Si no necesitas exprimir la tarjeta gráfica al máximo, cómprate un portátil con ella integrada. Un portátil i3 o i5 con grafica integrada en el procesador te permitirá hacer casi cualquier cosa y encima a un precio menor.

Si ya lo tienes, como alargar su vida

Unas normas básicas:

No lo uses en la cama, ni sobre las piernas, ni sobre superficies donde el portátil se hunde y le tapamos las entradas de aire fresco. Si no te queda más remedio ponlo encima de un tablero o una base refrigerada.

No lo utilices sobre una mesa de cristal. El calor se concentra justo debajo y no disipa nada. Si lo levantas un poco por la parte trasera mitigaras el problema al haber más aire circulando por debajo

Limpiar externamente las salidas y entradas de aire. Si cada 2 o 3 meses pasas una brocha y acercas la aspiradora a una velocidad moderada conseguirás que el polvo interior no se asiente. La formación de pelusas pueden llegar incluso a paralizar el ventilador

Limpiar internamente. Como decíamos al principio, limpiarlo cada 12/18 meses internamente por un profesional nos permitirá eliminar el polvo pero, lo más importante cambiar la pasta térmica (un fluido que incrementa la cantidad de calor que pasa del chip al disipador)

Nunca hacer inventos que veas por internet para intentar resoldar el chip (meter la placa en el horno, usar un decapador, el método de la toalla, poner una moneda…) Esto hará que se pueda dañar más el portátil y lo que es peor que lo haga irreparable.

Bueno, esperamos que te haya servido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *